domingo 1/11/20
ENTREVISTA Carmen Laffón, pintora

"Pintar es mi gran pasión"

Carmen Laffón nace en Sevilla en 1934, es hija de Manuel Laffón, prestigioso pediatra, y de María de la Escosura. Su infancia la pasa en Sevilla y en verano se traslada a La Jara, en Sanlúcar de Barrameda, lugar donde comienza a pintar. Su vocación empieza precisamente allí, como nos cuenta durante la entrevista, pues casualmente su primer maestro es Don Manuel González Santos, amigo de su padre y vecino de la casa donde veraneaba con su familia.

 

La pintora Carmen Laffón. Foto: María Fernández-Trueba
La pintora Carmen Laffón. Foto: María Fernández-Trueba

En condiciones normales me hubiera gustado desplazarme hasta La Jara, Sanlúcar, lugar ideal para poder reunirme con Carmen Laffón en su estudio y hacerle esta entrevista en uno de los sitios que más le ha inspirado para pintar y esculpir, pero no ha podido ser. Sin embargo, la situación actual no nos lo permite y tenemos que resignarnos a una conversación telefónica sobre su vida y su gran pasión, la pintura...

Durante las épocas de verano era frecuente ver a la pintora acompañando a González Santos mientras este pintaba los paisajes de La Jara. Al principio ella solo observaba, hasta que poco a poco comenzó a pintar. “Un día, Don Manuel le dijo a mi padre que tenía grandes cualidades para dedicarme al mundo de la pintura”, recuerda Laffón. Es a partir de este momento, cuando compagina su formación académica general, con la de las bellas artes, en Sevilla, con Don Manuel González Santos en la calle Ángeles, y su formación musical en piano, asistiendo al conservatorio de música hasta quinto. Además de recibir clases particulares en casa de Doña María Teresa Aponte, afición que finalmente abandona pues como nos cuenta “no podía hacer tantas cosas”.

“Me sentí muy apoyada por mis padres, quizás por la mente más abierta que tenía mi padre para la época, ya que finalizando la carrera en Madrid tuvo relación con miembros destacados de la generación del 27”, recuerda la pintora. Finalmente, inició la licenciatura de Bellas Artes a los quince años en Sevilla, finalizándola en Madrid en la Escuela de San Fernando.

“Me sentí muy apoyada por mis padres, quizás por la mente más abierta que tenía mi padre para la época, ya que finalizando la carrera en Madrid tuvo relación con miembros destacados de la generación del 27”

Fue entonces cuando se traslada a Roma durante diez meses, puesto que el Ministerio de Educación le concede una beca en un curso de arte. “Me fui con dos compañeras, una de Córdoba que estudiaba en mi curso, y otra de Cuenca. Nos fuimos a una academia a dibujar, y sobre todo lo que hicimos fue ver toda Roma estudiándola bien, con las cosas tan importantes que hay, y también viajamos mucho por Italia. Hicimos un recorrido por el norte hasta Venecia, Milán… bueno recorrimos casi todas las ciudades italianas para ver la escultura, la arquitectura, la pintura, en fin, para ver todas las joyas que tiene Italia”. Además, también vivió en París durante seis meses, donde al igual que en Italia se impregnó de todas las maravillas artísticas de la cuidad.

“si no te enamoras de los que estas haciendo, no vale”

A la vuelta de Roma la pintora se instala en Madrid, y me cuenta que para ella fue muy importante trabajar con la Galería de Juana Mordó. Centrándonos en su pintura, Carmen Laffón responde cuando le pregunto quién es o ha sido su referente: “no tengo un referente, pero me inspiro en los grandes maestros tanto clásicos como contemporáneos”. Además, para la artista pintar es más que un trabajo es su gran pasión, y nos cita a Pablo Picasso diciendo que “si no te enamoras de los que estas haciendo, no vale”.

Para Laffón es muy difícil valorar su propio trabajo, ya que ella va pintando según lo que va descubriendo. Por ello, ha experimentado diferentes técnicas tanto en la pintura como en la escultura, mencionándome en la entrevista que no sabría elegir cuál prefiere. “No tengo un lugar preferido para pintar y esculpir, puesto que lo he hecho en Sevilla, Madrid, Sanlúcar y La Jara. Aunque donde más he trabajado ha sido en Sanlúcar y en La Jara”.

Las salinas, Carmen Laffón, 2020

Las salinas, cuadro de Carmen Laffón. Foto: María Laffón

"Ahora estoy muy ilusionada con el trabajo que estoy haciendo pintado las salinas”

Para finalizar, me relata que se tiene que sentir emocionada con lo que pinta, haciéndolo no solo por trabajo sino casi por afición, “la mayoría de las veces no dibujo solo por encargo, sino porque algo me gusta y me inspira mucho, y lo hago. Ahora estoy muy ilusionada con el trabajo que estoy haciendo pintado las salinas”. Cuando cuelgo el teléfono, me la imagino en su estudio de La Jara pintando las salinas y rodeada por sus dos perros, Paty y Roko.

La sal. Salinas de Bonanza, Sanlúcar de Barrameda. Carmen Laffón, 2020La sal. Salinas de Bonanza, Sanlúcar de Barrameda. Foto: prensa Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Exposición La Sal.

*Esta entrevista se actualiza con motivo de la celebración de la exposición "Carmen Laffón, La Sal" (Septiembre de 2020, febrero 2021), añadiendo una imagen de una de las obras de la exhibición.

 

 

 

"Pintar es mi gran pasión"
Comentarios