viernes 30/10/20
COP25

CUMBRE SOBRE EL CLIMA: ¿CUMBRE DE LA ACCIÓN?

La Cumbre, organizada en tiempo récord en Madrid, reúne a más de 25.000 asistentes en los pabellones de IFEMA habilitados a tal efecto, y ha atraído en las últimas semanas mucha atención política y mediática. 

La Cumbre busca materializar esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.
La Cumbre busca materializar esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

Después de la Cumbre del Clima de París de 2015, en la que se suscribieron los Acuerdos de París, la COP25 de Madrid ha sido a priori definida como la “cumbre de la acción”, en palabras de la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Patricia Espinosa. Muchas esperanzas han sido depositadas en los resultados que puedan conseguirse esta semana, lo que esta Conferencia anual la más importante desde 2015.

Algo fundamental para entender el porqué de la importancia de esta cita es que en 2020 se inicia una nueva década en la que los estados deberán asumir nuevos compromisos en la lucha contra el cambio climático. Esto implicará la aprobación de nuevos presupuestos y la definición de políticas integrales para una década. Además, 2020 será año de examen a cada uno de los estados signatarios del Acuerdo de 2015 para evaluar las acciones emprendidas para cumplir con los objetivos marcados. Destaca mantener el incremento de la temperatura media anual muy por debajo de los 2ºC, incluso limitarlo a 1,5ºC.

Además, 2019 ha sido un año en que vastas áreas naturales de importancia vital para el planeta han sufrido enormes daños. Los incendios del Amazonas del mes de agosto (en los que 2,5 millones de hectáreas se quemaron en un solo mes, unas 120 veces la ciudad de Buenos Aires) y de Siberia (la cifra de hectáreas ardiendo se eleva a 5,4 millones, un equivalente a Croacia) hacen de la protección de áreas naturales un tema de relevancia que será tratado en la cumbre.

La importancia de la voluntad de los estados para atajar la problemática del cambio climático y acometer los cambios necesarios en su estructura productiva y económica es central para el éxito o el fracaso de la cumbre.

El Parlamento Europeo declaró el pasado jueves la emergencia climática, justo en vísperas de esta Cumbre en la que la Unión Europea se erige en adalid de la lucha contra el cambio climático. Se compromete así a neutralizar las emisiones de gases de efecto invernadero en un plazo de 30 años, para 2050. Este compromiso, sin embargo, no cuenta aún con el respaldo de una estrategia marcada ni una hoja de ruta para alcanzar el objetivo. Tampoco con los recursos financieros necesarios, ya que los Estados Miembros deberán triplicar sus contribuciones al Fondo contra el cambio climático.

Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, ha venido a España para participar de la cumbre. Forma parte de una comitiva de 15 congresistas que viene a defender las actuaciones de su país en la lucha contra el cambio climático. Resulta de interés su presencia en un contexto en que la Administración Trump ha iniciado hace menos de un mes los trámites para sacar a EEUU de los compromisos suscritos en la COP21 de París. Pelosi ha afirmado que EEUU "sigue en la lucha contra el cambio climático" a pesar de las decisiones del ejecutivo.

Intervención de Pelosi en la primera sesión de la cumbre. Fuente: QuickTake by Bloomberg.

Estados Unidos ocupa la segunda posición entre los países más contaminantes del mundo, justo por detrás de China. El gigante asiático acapara el 50% de consumo de carbón del mundo, y aunque suscribiese el Acuerdo de París de 2015 y el abandono de EEUU le deje en una posición de liderazgo, lo cierto es que más de la mitad de la energía que consume el país proviene del carbón. Esto hace que los cambios estructurales que deberían acometer para respetar los compromisos adquiridos son mucho mayores que en otros casos, y eso requerirá más tiempo.

Junto a China, EEUU y la UE, India es el cuarto gran polo mundial de emisión de gases de efecto invernadero (entre los cuatro suman el 60% de la emisión global de estos gases). Según Climate Action Tracker, una organización independiente que analiza los esfuerzos de los países para combatir el cambio climático, India es el único de los cuatro primeros emisores de contaminación cuya situación permitiría llegar a 2100 con un aumento menor a 2ºC (el límite de los acuerdos de París establece 1,5ºC de aumento como el objetivo a lograr).

Además de las voluntades de los estados, el otro elemento que marcará la agenda de la cumbre es definir uno de los puntos que se negoció en los últimos compases de París 2015: el artículo 6 del acuerdo (ver documento íntegro). En este artículo se sientan los principios para crear un mercado global de emisiones de carbono en que los estados pueden comprar y vender créditos de carbono para que las emisiones del total del planeta se reduzcan. Se busca así incluir en el proceso a los países en desarrollo sin dejar de considerar la dificultad extra que entraña para ellos la lucha contra el cambio climático.

Queda por ver quién asume el liderazgo global en la lucha contra el cambio climático, la adquisición de compromisos por parte de los principales actores a nivel mundial y la forma en que se concretan elementos que ya han sido creados, como el artículo 6 de los Acuerdos de París o el Objetivo número 13 de los ODS. Queda por ver si es la "cumbre de la acción" o si una vez más será la cumbre de las buenas intenciones.

Comentarios