viernes 30/10/20

Microsoft se enfrenta a Sony haciendo una de las compras más grandes de la industria de los videojuegos

Mando Xbox One
Mando Xbox One

Microsoft sacó un as de la manga y el día de la prerreserva de su última consola adquirió Bethesda, una empresa reconocida por desarrollar juegos como Fallout y Doom, poniendo en una encrucijada a su competidor, Sony. Las cartas están sobre la mesa, ¿quién tendrá escalera de color?

Nos encontramos en un tira y afloja constante entre ambos competidores y esto ha sido palpable sin duda en las últimas semanas: Xbox lanza el precio de salida de su nueva generación y Play hace lo mismo unos días después. Esta competencia entre ambas compañías solo hace que ganemos nosotros: los jugadores. En 2019, la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) estimó que alrededor de 16,8 millones de españoles jugaban a videojuegos. Sin duda el sector de los videojuegos está en crecimiento y en el país jugamos, según AEVI, 6,7 horas a la semana. A esto debemos sumar el auge de plataformas como Twitch, que a partir del confinamiento experimentó un incremento del 32%.

Nos encontramos en un país de jugones, algo que se demostró cuando Play Station 5 agotó todas sus reservas en tan solo un día. Actualmente no se puede reservar por falta de stock hasta nuevo aviso. Esto ha disparado a los especuladores que están revendiendo reservas de Play 5 por más del doble de su precio. El precio original es de 400-500 euros en función de la versión, pero se está llegando a revender por 1.100€ ¿Se trata de una consola, o es toda una revolución?

Precios de especuladores de Play Station 5 en ebay

Sin embargo, con la consola de Microsoft por el momento aún no ha ocurrido lo mismo, aunque al igual que su competidor, ya tiene especuladores en ebay. A pesar de eso se están desarrollando multitud de confusiones entre dos consolas de Xbox de nomenclatura parecida: Xbox One X y Xbox Series X, siendo esta última la que verá el mercado por primera vez el día 10 de noviembre.

Xbox One sube sus ventas un 700% en Amazon

  La cuestión clave es si la compra de Bethesda es un golpe sobre la mesa o si no decantará la victoria en el mercado a favor de Xbox.

Microsoft compró por 7.500 millones de dólares Bethesda, la reconocida empresa desarrolladora de videojuegos. Para poner en contexto esta cifra, Microsoft adquirió por el mismo precio la compañía GitHub, siendo de los mayores desembolsos de la tecnológica.

Ante tal compra a tan solo un día de la fecha de reserva de la consola, Xbox ha conseguido que las redes estallen y los gamers debatan sobre qué pasará con los juegos de la compañía adquirida. Aquí podemos ver a uno de los streamers más famosos de España comparando el valor de la compra de Microsoft con otras grandes adquisiciones de la historia de la industria de los videojuegos.

Teniendo en cuenta que la anterior generación fue una aplastante victoria por parte de Sony, parece que Microsoft es reacia a que se repita la historia. Los historiales financieros de ambas revelan que Play Station 4 vendió en total (hasta agosto 2020) 112 millones de consolas, frente a los 47 millones de Xbox One.

Pero Microsoft no ha estado de brazos cruzados todo este tiempo, ha ido puliendo poco a poco Xbox Game Pass, una plataforma al más puro estilo Netflix, pero de videojuegos. Gracias a un precio muy competitivo y un buen servicio de streaming de videojuegos, en la actualidad se encuentran afiliadas más de 10 millones de cuentas según la propia empresa comunicó en abril. Play tiene un servicio parecido llamado Play Station Now pero no está tan desarrollado aún.

Es gracias a este plan que ha ido puliendo Xbox poco a poco, que ahora cobra sentido la jugada de la empresa americana: comprar empresas de los superventas de juegos y añadirlos al Game Pass, e incluso hacerlos exclusivos de Xbox Series X. Una técnica maestra que probablemente hará mella en Sony, teniendo en cuenta que la generación anterior fue ganada por Play ya que posee los juegos exclusivos más importantes hasta la fecha.

Esta compra de Microsoft afectará a títulos tan reconocidos como Fallout, Skyrim, Doom, Wolfenstein… aún tenemos que ver cómo Xbox desarrolla (o no) estas sagas en la nueva generación de consolas y si los convierte en exclusivos de Xbox Serie X.

De forma colateral, esta compra también afecta a Nintendo, pese a que Nintendo no compite contra Xbox y Play, ahora puede que se vea envuelta en esta batalla. La empresa japonesa tiene numerosos juegos de Bethesda en su catálogo, por lo que puede que bajen las ventas de estos en Switch si los incluyen en Game Pass. Además de la competencia que supone para Sony el Game Pass, el precio de salida de la Xbox Serie S es igual al de Nintendo Switch, la última consola de Nintendo que salió en 2017.

¿Significa esto que la empresa japonesa planeará sacar una Switch Pro para competir en el mercado?, ¿afectará realmente a las ventas de Switch? Solo tenemos una forma de saberlo, y es esperando a que Xbox saque sus cartas.

 
powered by Typeform

 

 


 
Comentarios